Aunque las películas nos contaron que, si hubiéramos coincidido con los dinosaurios, los Tyrannosaurus rex nos habrían perseguido a gran velocidad, los científicos han descubierto recientemente que no eran capaces de correr. No es la única idea equivocada que teníamos sobre los dinosaurios: ni tenían todos la sangre fría, ni había dinosaurios voladores (se trataba de otro tipo de animal), ni los velocirraptores eran tan rápidos como indica su nombre.

"El día de Navidad. En el fin del Ramadán. En el último partido del Mundial. A primera hora de la mañana. A última hora de la noche... Este hombre siempre está hablando sobre mí", le dice a la BBC el comentarista y exdiputado del Partido Laborista británico George Galloway.
"Y no hace falta ser un Einstein para darse cuenta de que no me dedica precisamente mucho amor y ternura. Más bien todo lo contrario".
El motivo de la furia de Galloway es un tenaz editor de Wikipedia que se hace llamar "Philip Cross".

No deja de sorprender que después de muchas situaciones que ocurren en la vida real, aparece una imagen de un capítulo de Los Simpsons, que fue hecha con anterioridad, y que retrataba una situación calcada o similar.

  • Podcast

  • Radiocuts