#CulturaDigital ¿Cómo funcionan las apps que luchan contra la adicción al porno y la masturbación?

Masturbarse con frecuencia es sano.

 

Así lo asegura la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) presentando un estudio en el que se indicaba que los hombres que eyaculan un mínimo de 21 veces mensuales tienen un 33% menos de riesgo de sufrir cáncer de próstata. Sin embargo, como en todo, recrearse en exceso en el onanismo puede acabar entrañando serios riesgos. Y es que la sensación de bienestar que produce la liberación de dopamina durante la eyaculación está detrás de auténticos casos de adicción. Sabedores de que se trata de un problema al alza los desarrolladores de aplicaciones Omegadev Llc decidieron ponerse manos a la obra para crear la primera app enfocada a poner fin a la masturbación desenfrenada: Stop Fap. Una herramienta, según sus ideólogos, capaz de "ayudar a dejar de ver porno y de masturbarse" en pro de "una vida mejor". El funcionamiento de esta app -disponible de forma gratuita en Google Play- es bien sencillo. Una vez descargada, en cuanto el usuario "se siente tentado a consumir pornografía o masturbarse" tan sólo debe presionar el "botón de emergencia" y, en ese mismo momento, empieza a recibir ayuda.El socorro le llega inmediatamente en forma de impresiones de pantalla que muestran "datos aleatorios sobre la adicción a la pornografía y la masturbación" con el fin de advertirle de los peligros a los que se expone si acaba sucumbiendo a la tentación. Además de estas advertencias, Stop fap cuenta también con un contador que informa al usuario en todo momento del tiempo que lleva sin consumir pornografía. Junto a él, en grande, un recordatorio: el de la fecha de la última vez que se masturbó. A modo de juego, y para incentivar a los adictos a seguir con su particular lucha, la aplicación va otorgando niveles a sus subscriptores conforme van aumentando sus períodos de abstinencia.No obstante, el servicio más valorado de esta aplicación es el sistema de "chat comunitario" que permite a sus usuarios "ayudarse y motivarse los unos a los otros compartiendo progresos, experiencias, pensamientos y preguntas, para superar la adicción a la pornografía y la masturbación". Por ahora el sistema parece que le está funcionando a muchos de quienes se la descargan. Al menos, eso es lo que se desprende tanto de la puntuación acumulada en la tienda de Google (4.3 sobre 5 con casi 2.000 valoraciones) como de las reseñas que muchos de ellos han ido vertiendo tras un tiempo utilizando este servicio.
"Es muy interesante. Sobre todo el chat grupal. Te permite conocer historias reales de personas comunes con problemas complicados, curiosos y también divertidos".
"Llevo 1 semana sin hacerlo y me siento orgulloso de mi mismo".
"¡Gracias! Cómo odio tanto tiempo perdido viendo xxx y masturbándome. Si Dios lo permite cambiaré con esta app".
Como es evidente, a la aplicación tampoco le faltan críticos:
"Es absurdo tratar de reprimir algo natural y los argumentos que sugiere para no hacerlo no tienen ningún sustento científico".

No fap, la voz de la conciencia

Stop Fap no es la única aplicación que ha visto la luz con la intención de ayudar a aquellas personas cuyas vidas se han ido truncando por culpa de la necesidad de masturbarse constantemente. Un ejemplo es No fap, una app disponible de forma gratuita en la App Store que pretende ser la voz de la conciencia de todos aquellos que aseguran ser incapaces de reprimir el impulso que les lleva a desear tocarse a cada rato.Según sus creadores, No fap "actúa como su compañero de bolsillo, alentándolos a cumplir sus objetivos durante los períodos de coacción". Sabedores de que cada crisis tiene un origen distinto y que, por tanto, tratarlas a todas por igual sería un error, lo que esta app ofrece nada más abrirse es un menú de inicio con cuatro opciones: "emergency", "rejection", "depression" o "relapsed". En función de lo que se marque, brindará un tipo de ayuda u otra. Eso sí, en todos los casos el contenido que se les mostrará en pantalla estará encaminado a un mismo objetivo: "Ayudar a encontrar la motivación para continuar" en su abstinencia.Más allá de todos estos mensajes generados expresamente para desactivar cualquier impulso que pueda empujar a la recaída, No fap cuenta también con una página web que permite a quienes sufren problemas de este tipo ponerse en contacto entre ellos. Camino de las 900 reseñas, acumula una puntuación de lo más interesante (4.2 sobre 5). El porqué de su éxito tratan de explicarlo sus usuarios:
"Ofrece exactamente lo que promete, sin adornos y lo más importante: funciona. Agradezco el esfuerzo de sus creadores. En lo personal me han ayudado en múltiples ocasiones. Resulta reconfortante saber que hay una comunidad de personas que luchan contra el mismo problema y que están dispuestas a apoyarse mutuamente".
"Te motiva a pensar en otras cosas. Cuando el deseo parece irrefrenable logra distraerte lo suficiente como para que acabe desapareciendo. El contenido multimedia del que se sirve es de lo más pedagógico y motivador".

No more porn and fap addiction como rehabilitación

Como sucede con otras obsesiones patológicas, los adictos al porno o a la masturbación tampoco llegan a curarse nunca al 100%. Por eso, los desarrolladores Cube Box decidían crear una app destinada específicamente a servir de ayuda durante la fase de rehabilitación a aquellos que ya han conseguido poner freno a su problema: No more porn and fap addiction. La aplicación está disponible en Google Play sin coste alguno y se define como "una guía" de lo más completa para eliminar, paso a paso, "los malos hábitos". Según sus ideólogos, el objetivo es ayudar "a las personas a prepararse mental y físicamente" durante este proceso guiándoles hacia "la recuperación completa de su adicción al sexo" en sus distintas vertientes.Para ello ofrecen un sistema de "autoevaluación de la adicción" con el que detectar qué tipo de ayuda necesita cada persona y así poder "obtener el tratamiento adecuado" en cada caso. Tras cada diagnóstico, No more porn and fap addicion les asigna "técnicas e información" esenciales para vencer su adicción. Identificar los factores que han desencadenado la obsesión, brindar consejos para que sus usuarios se deshagan de sus malos hábitos de forma autónoma, ofrecer información que ya ha ayudado previamente a otros a dejar el porno y la masturbación y revelar diferentes técnicas para frenar el deseo de consumir cine X y tocarse durante la rehabilitación son sus principales promesas.Con un 3.7 sobre 5 en la tienda de Google y menos de medio centenar de reseñas resulta complicado saber hasta qué punto está sirviendo de ayuda o no a quienes recurren a ella. Sea como fuere, y tal y como indica el sentido común, más allá de descargarse ninguna aplicación lo recomendable es, ante la más mínima alarma que pueda revelar que se sufre algún tipo de adicción, acudir cuanto antes a un especialista médico. Funcionen mejor o peor, estas apps no deberían pasar de ser unos meros complementos. De lo contrario el problema puede acabar agrandándose.

 

Fuente: El Mundo

RELACIONADAS

  • Podcast

  • Radiocuts