#CulturaDigital Grumpy Cat ganó una demanda por US$700.000 contra una marca de café

Tardar Sauce, más conocida por su nombre artístico Grumpy Cat, ganó un juicio millonario en California, Estados Unidos, contra una empresa de bebidas por abuso de sus derechos de imagen.

La firma Grenada fue condenada a pagarle a su dueña 710.000 dólares por daños y perjuicios.
Esta gata que tiene cara de malhumorada se hizo famosa en 2012, cuando su dueña, Tabatha Bundesen, creo un meme que dice "me divertí una vez... fue horrible". A partir de ahí, se extendió rápidamente por internet y Grumpy se hizo famosa. La expresión perpetuamente triste y única es a causa de un enanismo felino, que hace que la mandíbula inferior se extienda hacia delante.
El furor por su expresión fue tan grande, que, en 2013, Grenada le ofreció a Tabatha un contrato de 150.000 dólares, para que su gato sea la cara del café helado "Grumppuccino". Sin embargo, la compañía comenzó a incluirla en otros productos sin autorización como café tostado Grumpy, e imprimieron camisetas, pese a las advertencias de ella, según la BBC.
Según la demanda, Grenade violó el acuerdo al vender sin autorización café tostado y camisetas Grumppucino. La empresa de café contraatacó alegando que la demandante no había cumplido su parte del trato.
Los abogados de Granade aseguraron que Tabatha Bundesen no había mencionado la marca de café lo suficiente en redes sociales ni en una aparición televisiva, según documentos judiciales.

En consecuencia, sus dueños decidieron llevar a los empresarios a los tribunales, donde Grenada alegó que Tabatha también incumplió parte del contrato firmado en 2013. Por ejemplo, les había asegurado que su mascota iba a protagonizar una película junto a los actores de Hollywood Will Ferrel y Jack Black, lo que les iba a generar más publicidad, pero al final hizo una de Navidad que no obtuvo muy buenas críticas.
"Le pedimos al jurado que determinaran una cifra que consideraran justa y llegaron a esta conclusión", declaró a la agencia AFP el abogado de Tabatha, David Jonelis. Al final, los ocho integrantes del tribunal se pusieron del lado de la gata y dictaminaron que la empresa de bebidas debía pagar una indemnización de 710.000 dólares por daños y perjuicios por infracción de derechos de autor y marca registrada, así como también un dolar por daños nominales e incumplimiento de contrato.
La gata, que ya apareció en programas de televisión de Estados Unidos como Good Morning America y el programa de entrevistas diurnas de CNN Anderson Live, hizo una breve aparición en el juicio, pero no estuvo en la lectura del veredicto, según el portal Courthouse News.
La gata de seis años ahora tiene una compañía en su nombre y una variedad de productos, como ropa, calendarios y peluches. El animal ha viajado por todo el mundo haciendo apariciones en televisión y en 2014 incluso protagonizó su propia película navideña.

RELACIONADAS

  • Podcast

  • Radiocuts

Loading
Loading