#CulturaDigital Los gigantes de la tecnología de EE.UU. irán a la justicia para restablecer la neutralidad de la red

La Asociación de Internet (IA), que integran gigantes de la industria como Microsoft, Google y Facebook, anunció que "va a intervenir" en los procesos judiciales que se inicien en Estados Unidos para restaurar la neutralidad de la red que fue derogada por el gobierno de Donald Trump a fines del año pasado.


La organización "tiene la intención de actuar como un interventor en una acción judicial contra esta orden y, junto con nuestras compañías miembros, continuará nuestro impulso para restablecer protecciones de neutralidad de red fuertes y ejecutables a través de una solución legislativa", señaló Michael Beckerman, presidente de IA, en un comunicado difundido en la web oficial.
En diciembre último, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) que preside Ajit Pai, decidió acabar con la neutralidad de la red en Estados Unidos
"La versión final de la regla del presidente Pai, como se esperaba, desmantela las protecciones populares de neutralidad de red para los consumidores. Esta regla desafía la voluntad de una mayoría bipartidista de estadounidenses y no preserva una Internet libre y abierta", señaló Beckerman.
El fin de la neutralidad en la red abre la puerta a que empresas de servicios online puedan pagar tarifas adicionales para priorizar cierto tráfico web sobre otro, lo que podría, incluso, poner en peligro a miles de dispositivos, tal como advirtió la firma de antivirus Eset.


Se hacen llamar “Asociación de Internet” (Internet Association) y lo forman 40 grandes de la Red, con Facebook, Google, Twitter, Amazon y Netflix al frente. Tienen una idea común: revertir la ley que fulmina la neutralidad de Internet, una serie de normas con las que Barack Obama quiso proteger la estructura técnica de las telecomunicaciones. A mediados de diciembre, el Gobierno aprobó una ley, entonces con escasa oposición por parte de Silicon Valley, para permitir un nuevo marco en Internet que abría la puerta al cobro por priorizar servicios y aplicaciones.
Al frente de la coalición está Michael Beckerman, cuya defensa se basa en “blindar la neutralidad de la Red para proteger a los consumidores, startups y accionistas”. Beckerman considera que la nueva ley daña la libertad y el motivo fundacional de Internet. El grupo tiene previsto asumir acciones legales para frenar la implantación de la normativa que quiere imponer el Gobierno republicano de Trump.

No se espera que hagan una demanda colectiva, sino que apoyarán a aquellas empresas que den el paso. El primer ejemplo es el de Etsy, un espacio dedicado a la artesanía con sede en Nueva York, que ha anunciado un proceso legal por sentir que este marco estrangularía su negocio.

El anuncio llega en la apertura de CES, la mayor feria de electrónica de consumo, después de que Ajit Pai, el presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (FCC), suspendiera su presencia en la feria alegando amenazas tanto a él como a su familia, con llamadas telefónicas y a través de las redes sociales. El responsable de Internet en Estados Unidos fue antes directivo de Verizon, una de las grandes operadoras del país.
En diciembre la FCC ganó la votación para desmantelar las reglas y protecciones de la época de Obama, diseñadas para que todo el tráfico de Internet tenga un trato equitativo con especial atención a evitar que las empresas proveedoras de Internet bloquearan el acceso al contenido. La votación final fue de dos votos en contra y tres a favor.
El nuevo grupo de presión asegura que se han comprometido a seguir luchando por mantener estas protecciones. Para poder activar su plan es necesario que se presente la orden de revocación de la anterior ley por parte de la FCC en el Registro Federal en las próximas semanas.

RELACIONADAS