#CulturaDigital A 10 años de "2 Girls 1 Cup"

2 Girls 1 Cup (al que nos referiremos de aquí en adelante como 2G1C) no es más que un tráiler de un minuto de duración de una película más larga producida por MF Videos titulada Hungry Bitches (Zorras hambrientas, en inglés).

En este avance, dos actrices porno, Karla y Latifa, actúan en una escena escatológica mientras suena de fondo un inquietante tema del compositor francés Hervé Roy titulado Lover's Theme (La canción de los amantes), quien también compuso la banda sonora para la película de porno clásico Emmanuelle en 1974.
En algún momento de su trayectoria, compraron el dominio 2girls1cup.com. Poco después se consagró como el hogar del vídeo (la página está actualmente caída, aunque hay páginas derivadas como 2girls1cup.ca que siguen existiendo). Lo que realmente hizo famoso 2 Girls 1 Cup no fue el vídeo en sí, sino los vídeos que se hicieron sobre él. 2G1C fue el pionero dentro de un género de vídeos muy específico que acabaría definiendo a páginas web como YouTube durante los años siguientes: los vídeos de reacciones.
Hubo varios vídeos de gente viendo 2 Girls 1 Cup que se volvieron casi tan populares como el original. En uno de ellos, un tipo sádico obliga a ver el vídeo a una abuela que se queda totalmente trastornada y conmocionada. Según parece, el primer vídeo de reacción 2G1C se publicó en otoño de 2007.
Poco después, mucha gente copió la idea. Empezaron a grabar a sus amigos, colegas y familia retorciéndose del terror que provoca ver a dos mujeres adultas cagando en un vaso, comiéndose el contenido de dicho vaso y vomitándolo en el mismo contenedor.
Los vídeos de reacciones llegaron oficialmente a internet, pero eso solo fue el inicio del nauseabundo viaje de 2G1C.

Una auténtica producción brasileña
Aunque parezca una producción salida directamente del infierno, 2G1C no surgió espontáneamente. Esta película, cien por cien brasileña, fue rodada en el sureste de São Paulo por Marco Fiorito, un director y productor de películas fetichistas que nació en la región.
A principios de los 90, Fiorito, junto con su mujer en aquel entonces, Joelma Brito (que se hacía llamar Letícia Miller), creó Dragon Films, una empresa de producción que se especializaba en películas de podofilia (fetiche por los pies), dominación femenina y coprofilia (fetiche por las heces).
La carrera de Fiorito como productor empezó en 1994. Él y su mujer empezaron produciendo películas caseras de podofilia, en las que incluso llegaron a actuar. Pusieron anuncios en diarios locales para vender cintas VHS, como hacía la industria del porno en esa época.
Los compradores interesados tenían que llamar al número del anuncio para que les mandaran una cinta. Fiorito y Miller hicieron suficiente dinero como para vivir produciendo sus propias películas fetichistas y, con el tiempo, el negocio se volvió tan popular que incluso pudieron contratar más actrices para que actuaran en sus proyectos.
En 1999, cuando la industria del porno de internet empezó a crecer, un hombre de negocios llamado Luis Vilas Boas se acercó a Fiorito y le ofreció colaborar juntos para vender las películas de su empresa por internet. Según el testimonio que ofreció Fiorito en un tribunal de Estados Unidos (volveremos a ello más adelante continuación), no tenía ni idea de cómo hacerlo por internet, pero confió en Vilas Boas porque periódicamente recibía dinero de la venta online de sus películas.
Además de Dragon Films, Fiorito también registró el nombre MF Videos (el acrónimo de su nombre y apellido) y LM Videos (Letícia Miller) para publicar más títulos. Cuando sus películas empezaron a acaparar más atención y las pagas se volvieron más suculentas, Miller y él se separaron informalmente.
Esta narración de los acontecimientos se basa en el testimonio de Fiorito en los juzgados, donde dijo que se considera un "fetichista compulsivo", y admite que se gastó una gran parte de las ganancias en satisfacer sus necesidades sexuales.
A través de Vilas Boas, Fiorito conoció a Danilo Croce, quien empezó a darle consejos financieros. El director le dijo que no le gustaba Croce y que él nunca fue una parte formal de Dragon Films o MF Videos.
El hecho de que Fiorito y Croce no estuvieran de acuerdo fue especialmente interesante para María Elvira Benítez, profesora de antropología en la Universidad Federal de Río de Janeiro y directora de la colección antropológica Papéis Selvagens, una publicación de literatura y antropología. Benítez siguió a varias figuras notables de la industria del porno y del fetiche durante 2011 mientras escribía sus tesis de final de máster, que se publicó más tarde en forma de libro titulado In Sex's Networks.
"Todos los que han trabajado con Fiorito dicen que es un gran empleador, que paga a quien tiene que pagar y que goza de una buena reputación. Croce tiene la fama opuesta: no encontrarás a nadie que vaya a hablar bien de él. Fiorito se alejó de él poco después de que pasara todo", dijo Benítez. En broma, Fiorito llegó a crear un personaje para una película que se llamaba "Daniel Cross", que es el equivalente americano de "Danilo Croce". El "homenaje" enfadó mucho a Croce.
La complicada relación entre Fiorito y Croce no impidió que el segundo hiciera que Dragon Films creciera. Croce vendió copias de las películas del estudio en Florida de acuerdo con el plan que Fiorito siguió en Brasil: crear un catálogo, recibir pedidos de clientes y entregar las películas por correo convencional.
Todo parecía que iba bien hasta que la mierda acabó salpicando a todos (¡ja!) en septiembre de 2006, cuando arrestaron a Croce acusado de obscenidad y por poner el catálogo de Dragon Films disponible para descargar en internet. Así que, ¿qué significa exactamente que te acusen de obscenidad?

Fanny Hill y 2 Girls 1 Cup
Desde el siglo XIX, los Estados Unidos están en guerra en nombre de la moralidad contra cualquier material que consideren obsceno. Gracias a la fuerte presión ejercida por Anthony Comstock, un inspector de correos de los Estados Unidos y un purista de moralidad victoriana, se aprobó la Ley Comstock en 1873. Ilegalizó el envío por correo de material obsceno, métodos contraceptivos, juguetes sexuales, material erótico e información sobre el aborto. La ley se ha criticado ampliamente porque con frecuencia se ha visto que entra en conflicto con la primera enmienda, que garantiza la libertad de expresión, de religión y de prensa.
Por si no fuera suficientemente malo, la Ley Comstock tampoco incluía una definición específica de "obsceno", lo que causó muchos quebraderos de cabeza en el juzgado. Lo que se consideraba que encajaba en la definición, con frecuencia variaba en función del juez que presidía el caso.
Uno de los juicios más importantes en la historia de la obscenidad y de la censura en los estados Unidos fue Memoirs vs. Massachusetts, un caso de 1966 del Tribunal Supremo de los Estados Unidos que intentaba dilucidar si Memoirs of a Woman of Pleasure (conocida habitualmente como Fanny Hill), una novela erótica del siglo XVIII, debía calificarse de obscena. Los defensores del libro consiguieron demostrar con éxito que, aunque bajo algunas circunstancias se podría considerar obsceno, no se pudo concluir que no aportara ningún valor social.
En esa época, se prohibieron obras de personalidades como Henry Miller, Charles Baudelaire, William Burroughs, entre otros. Arrestaban a los que los publicaban por ayudar a poner en el mercado tales obscenidades, como Lawrence Ferlinghetti, a quien llevaron a juicio por publicar el revolucionario poema de Allen Ginsberg titulado Howl.
En Brasil, si en tus películas no aparecen menores, zoofilia u homicidios básicamente, eres libre de venderlas en el mercado. Pero en los Estados Unidos, se te podría arrestar y llevar a juicio perfectamente, y un juez severo podría hallarte culpable de vender material inmoral a ciudadanos estadounidenses, que básicamente es lo que le pasó a Danilo Croce.
Justo un año después de que se subiera a internet la primera reacción al vídeo de 2G1C, a Croce se le arrestó en Orlando por un delito de obscenidad. Su empresa de Florida, Lexus Multimedia, fue acusada de distribuir las producciones de Dragon Films por correo.
No le arrestaron por 2G1C, sino por una película llamada Toilet Man 6, en la que, como bien indica el nombre, participaban varias mujeres que usaban a un actor masculino como un inodoro.
Según The Smoking Gun, el perturbador argumento de la cinta inspiró a Linda Walker, inspectora de correos de Estados Unidos, para escribir un informe de nueve páginas en las que detallaba el catálogo de películas de la productora. Entre 2003 y 2006, agentes de correos encubiertos compraron obras producidas por Dragon Films e iniciaron una investigación formal sobre el negocio de Croce.
Como parte de la investigación, Walker, la inspectora de correos, tuvo que asumir la desafortunada tarea de ver algunas producciones de Dragon Films, como Bukkakke 3 y Placeres escatológicos. Fue gracias a Dragon Films que el término "bukakke" se añadió a la larga lista de temas que el Gobierno de los Estados Unidos considera obscenos. Incluso se llegó a redactar un documento para ayudar a que los jueces federales pudieran comprender exactamente cómo es una escena de fisting.
Croce se enfrentaba a cargos que suponían una pena máxima de cinco años en prisión y unos 130.000 euros en multas
En noviembre, Fiorito emitió un comunicado que les ayudaron tanto a él como a Croce a librarse de más líos legales. El productor explicó la naturaleza de su negocio, y afirmó que no tenía nada que ver con la comercialización de Dragon Films en los Estados Unidos. También dijo que él no podría haber imaginado jamás que su trabajo llegaría a causar problemas en el extranjero, ya que su distribución sí es legal en Brasil.
Finalmente, soltaron a Croce después de pagar unos 90.000 euros, y volvió a Brasil bajo custodia. El caso supuso el fin comercial de Dragon Films en los Estados Unidos, pero solo era el inicio de la historia de 2G1C en el extranjero.
La publicidad negativa no existe
El caso contra Dragon Films atrajo la atención de muchísima gente, y probablemente ayudó a expandir Hungry Bitches por todo el mundo. Millones de espectadores acabarían viendo 2 Girls 1 Cup, transformando el corto tráiler pornográfico en la sensación cultural del momento. En 2009, 2G1C era un meme certificado, e incluso tenía su propia canción.
Las referencias a 2G1C se volvieron tan populares que en 2010 Coca-Cola lanzó una campaña publicitaria de Dr. Pepper en Facebook que hacía referencia al vídeo (Coca-Cola es la distribuidora de Dr. Pepper en Europa). La publicación venía a decir: "Vi 2 Girls 1 Cup, y tuve hambre después". Los padres enfurecieron al saber a qué se refería la publicación, y finalmente despidieron a la agencia de publicidad que creó la campaña.

RELACIONADAS

  • Podcast

  • Radiocuts